WhatsApp Marketing
como herramienta de marketing.

Ya lo dijo Jan Koum hace unos años, CEO y co-fundador de la compañía: WhatsApp es más grande que Twitter, en lo que a número de usuarios activos se refiere. Aunque durante los últimos le hayan ido saliendo competidores, lo cierto es, que WhatsApp sigue siendo la aplicación de mensajería más utilizada en la actualidad. No en vano, a principios de 2016 Market Watch publicaba que WhatsApp ya había superado la barrera de los 1000 millones de usuarios activos mensuales. A esto hay que sumarle los, aproximadamente, 40000 millones de mensajes procesados cada día. Casi nada.

A día de hoy WhatsApp se ha convertido en una de las aplicaciones para dispositivos móviles más utilizadas a nivel mundial y esto la convierte en una herramienta de marketing muy poderosa.

Pero ¿cómo le pueden sacar las empresas partido a la popularidad de esta aplicación? A diferencia de lo que ocurre con Twitter, Facebook u otras redes sociales, WhatsApp no ofrece la posibilidad de realizar campañas de publicidad. A pesar de esto, ¿es posible realizar campañas de marketing utilizando WhatsApp como plataforma? La respuesta a esta pregunta es sí, como vamos a demostrar a continuación con algunos ejemplos de lo que se conoce como WhatsApp Marketing o W-Marketing.

WhatsApp Marketing en campañas de las grandes marcas

Debido a la gran cantidad de usuarios que manejan habitualmente WhatsApp, las grandes marcas han descubierto que esta herramienta social puede ser una buena vía para sus campañas de marketing online y están empezando a explotarlo. Para ello las marcas se están enfocando en la captación de números de teléfonos móviles, lo que les permitirá llegar directamente a nosotros a través de campañas dirigidas por WhatsApp, como se muestra en los siguientes ejemplos:

Pringles y su “Campus Pringles”

Pringles se lanzó a la piscina en el año 2012, convirtiéndose en una de las primeras marcas en atreverse a integrar WhatsApp dentro de una de sus campañas de marketing digital en España. En este caso, se trataba de una acción online en la que los usuarios debían superar diversos retos. En uno de ellos se le pedía a los participantes que enviaran un mensaje a Mr. Pringles por WhatsApp, utilizando los emoticonos que proporcionaba la aplicación y siendo lo más creativos posible en su mensaje.

“Absolut Unique” de Absolut Vodka

En el año 2013 se Absolut lanzó al mercado “Absolut Unique”, una edición limitada de su producto. Para celebrarlo se organizó una fiesta exclusiva, en la que todos los invitados eran VIPs. ¿Dónde estaba la gracia? se sortearían dos entradas para todo aquel que también quisiera acudir al evento.

El procedimiento era muy sencillo, todo aquel que quisiera participar debería ponerse en contacto, a través de WhatsApp, con un “portero virtual” llamada Sven. El objetivo era convencer al bueno de Sven de que ellos merecían acudir a la celebración, siendo lo más creativo posible y aportando motivos por los cuales ellos daban el perfil de invitado perfecto.

Con este movimiento, Absolut consiguió una de las campañas de marketing más creativas de todos los tiempos gracias a Sven, WhatsApp y una página de Facebook. Sin duda alguna la campaña “Absolut Unique” marcó un antes y un después en el marketing a través de WhatsApp

Toyota quiso “Hibridizarnos”

Toyota también organizó una iniciativa similar. En este caso, animaba a los usuarios a cambiar su estado de WhatsApp y escribir en él un sugerente “Hibridizado”. Todos los que lo hiciesen, lo mantuviesen durante una semana y completaran el registro a través de la web de la compañía entrarían en el sorteo de un smartphone de gama alta.

Tiempo después, la propia Toyota, viendo los buenos resultados cosechados en su anterior campaña por WhatsApp quiso volver a repetir la experiencia. Esta vez los participantes debían hablar con un asistente e intentar seducirlo utilizando sus mejores trucos, todo valía. La campaña se llamó #LigateUnAYGO y el premio era un Toyota Aygo.

Red Hot, “Play Save”

Con una finalidad un tanto diferente Red Hot lanzó una campaña para concienciar a los habitantes de Nueva York de los peligros de las enfermedades de transmisión sexual. Esta organización se encargó de crear una original campaña a través de WhatsApp con unos resultados más que buenos.

El Whatscook de Hellmann’s

La conocida marca de mayonesa Hellmann’s lanzó una campaña de marketing digital llamada Whatscook, esta consistía en un chat de recetas que se dirigía a aprendices de cocina. Se podía participar indicando un número de teléfono a través de la web de la compañía. A través de este chat se podía asistir a clases de cocina llevadas por auténticos expertos de cocina en tiempo real. La forma de interactuar con la aplicación facilitaba el envío de fotos, vídeos o audios lo que hacía todo muy interactivo. El único requisitio para participar era que todas las recetas llevasen mayonesa Hellmann’s, lógico.

Heineken en la final de la Champions

La conocida marca holandesa de cerveza organiza cada año diferentes campañas de marketing para llevar a los consumidores de su producto a la final de la UEFA Champions League.

Pero esta ocasión quisieron hacer algo diferente, a través de su “Road to the Final”, desarrollaron un robot que desafiaría los finalistas a conseguir el gran premio. Los seguidores de cada equipo deberían enviar un WhatsApp con la palabra “Champions” para comenzar con el juego. El bot empezaría a lanzar preguntas y, a modo de trivial, el participante debería ir respondiendo correctamente a todas y cada una de ellas.

WhatsApp Marketing en campañas de negocios locales

Sin embargo, donde el marketing por WhatsApp quizás tenga más sentido en su aplicación es dentro del ámbito local. Algunos pequeños negocios ya están experimentando con esta aplicación como medio de transmitir información a sus clientes y también para conseguir llegar a mucha más gente.

Los bocadillos de Casa Ana

En una pequeña tienda jienense, Casa Ana, han visto cómo sus ventas de bocadillos a estudiantes se doblaban en apenas unos días. ¿La clave? Los alumnos de un colegio cercano encargan los bocadillos a través de WhatsApp. A la hora del recreo van a recogerlos y ya los tienen listos. De esta forma se evitan las colas y las esperas, dos factores vitales que en ocasiones echaban para atrás a los clientes de este establecimiento.

iloveaceite

También en una cooperativa de Jaén dedicada al negocio del aceite, iloveaceite, están utilizando un método similar a la hora de facilitar la compra a través de dispositivos móviles. El cliente puede preguntar precios por WhatsApp, pedir los bienes que quiera comprar y después recibir instrucciones de cómo y cuándo pagar. Y todo desde su teléfono mandando mensajes.

Pescadería Diego de Cádiz

En estos dos ejemplos hemos visto cómo se utiliza WhatsApp a nivel individual, pero ¿puede utilizarse como herramienta de comunicación grupal hacia un conjunto de clientes? Sí, y como prueba esta pescadería de Cádiz. Cada día, el dueño de la misma comunica a sus clientes los productos que le acaban de llegar, así como su precio. No sólo eso, sino que los interesados en adquirir productos pueden hacer sus reservas a través del mismo medio.

Conclusión

Como veis, tanto grandes como pequeñas empresas, están intentando aprovechar las posibilidades que ofrece WhatsApp para realizar acciones de marketing online, adaptándose a las tendencias actuales y preparándose también para las futuras.

En todas las campañas que hemos comentado fue el propio usuario quien tomó la iniciativa de interactuar a través de WhatsApp. Pero no hay que caer en el envío de publicidad masiva a través de WhatsApp que realizan otras empresas, ya que resulta intrusivo para el usuario y WhatsApp podría llegar a penalizar dichas cuentas bloqueándolas. Una cosa es una campaña de WhatsApp Marketing y otra cosa es hacer spam.

Artículo en constante actualización, pásate de vez en cuando para ver las novedades.

Logo Impulso Gráfico